Taiwán perdió dos días después de las elecciones en uno de los 13 estados que reconocieron su sobriedad | Internacional

La lista de socios diplomáticos de Taiwán reveló incluso más que esta luna, apenas dos días después de que la isla se autogobierne democráticamente y que China considera una «provincia rebelde» apóstata para la continuidad y eligiera al presidente Lai Ching-te, candidato a gobernador del Partido Progresista Democrático. (PPD), la opción que menos apreciamos en Pekín. El Gobierno de la República de Nauru, una pequeña nación insular del Pacífico con apenas 12.500 habitantes, ha declarado este lunes que, «en el mejor interés» del país y de su pueblo, busca recuperar plenamente las relaciones bilaterales con la República Popular China , como ya ocurrió entre 2002 y 2005, para romper relaciones diplomáticas con Taiwán. La noticia llega el mismo día en que una delegación de ex altos funcionarios estatales visita Taipei, la capital de Taiwán, donde reafirmaron el «sólido apoyo» de Estados Unidos en Taiwán y dijeron que la democracia de la isla «es un ejemplo brillante para el mundo».

Taipei ha ido perdiendo alias formales desde que cedió su asiento a Beijing en las Naciones Unidas en 1971. Hasta ahora, 13 Estados mantienen vínculos diplomáticos con la isla que Pekín pretende «reunificar» pacíficamente (pero sin renunciar al uso de la fuerza si fuera necesario) y la de Estados Unidos con apoyo militar. Con la salida de Nauru, la lista se reduce a 12. Según el Vaticano, los 11 miembros de la ONU que reconocen a Taiwán como país son los estadounidenses Guatemala, Paraguay, Haití, Belice, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, la Sudáfrica africana y las islas oceánicas de Marshall, Palaos y Tuvalu.

La comunicación del Gobierno de Nauru fue enviada a los medios de comunicación” decía: “La República de Nauru dejará de reconocer a la República de China [el nombre oficial de Taiwán] como país independiente, comenzará a reconocerlo como parte inalienable del territorio chino; «Romperá las ‘relaciones diplomáticas’ con Taiwán a partir de este día y dejará de desarrollar relaciones oficiales o intercambios oficiales con Taiwán».

El anuncio de las autoridades de Nauru se celebró en el Ministerio de Relaciones Exteriores de China. El Canciller Mao Ning señaló a los medios que «bajo el principio de Una China, China ha establecido relaciones diplomáticas con 182 países de todo el mundo», lo que coincidió con la iniciativa del Gobierno de Nauru, lo que demuestra plenamente una vez más que esta es la tendencia de los tiempos. y la voluntad del pueblo”.

“Ataque flagrante a la democracia”

Por su parte, el viceministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Tien Chung-kwang, aseguró que la decisión fue «inesperada» y que regresó a Taipei «por sorpresa». En una conferencia convocada de urgencia, Tien declaró que Pekín había elegido específicamente un momento delicado (después de las elecciones del sábado) para ganarse el favor de Nauru. La manipulación, que Tiene llamó una “emboscada”, equivalió, según el funcionario taiwanés, a un “ataque flagrante a la democracia” en un momento en que muchos países estaban contentos en Taiwán con los resultados electorales. “Taiwán no sucumbió a la presión. Lo elegimos, le pedimos que lo elija. Sí, esto es insoportable para nosotros”, añadió.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

El resultado de las historietas del sábado demostró que Taiwán quiere continuar el mismo camino que ha seguido en los últimos años; Es la primera vez que un partido obtiene un tercer mandato consecutivo desde que se celebraron las primeras elecciones democráticas en 1996. Las dos legislaturas de la actual presidenta, Tsai Ing-wen, que no pudo presentarse a la reelección, han tenido un estado marcado por el uso de la comunicación con la República Popular y por el acercamiento con los Estados Unidos, lo que se ha traducido en una aumento de las mismas tensiones en la zona de Taiwán.

Aunque durante el próximo mandato, Lai prometió durante la campaña mantenerlo actualizado. situación actual En las relaciones con el gigante asiático, Pekín cree que se esconde una tendencia «secesionista», que «daña» a la población taiwanesa y pone «en peligro» la paz en la región.

En un movimiento que no apreció a China, el presidente electo se reunió con un grupo de ex estadiundenses de alto cargo en la sede de su partido, quienes expresaron sus deseos de que Estados Unidos continúe colaborando profundamente con la isla. Lai aseguró que su administración «seguirá defendiendo la paz y la estabilidad en la zona como lo ha hecho la presidenta Tsai». También fue presentado en la reunión el vicepresidente electo, Hsiao Bi-khim, una figura muy conocida en Washington, que se desempeñó como principal representante de Taiwán en Estados Unidos.

Antes de la reunión con Lai, el ex asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Stephen Hadley, se reunió en la oficina presidencial con Tsai Ing-wen, quien le transmitió las felicitaciones del pueblo estadounidense por las elecciones democráticas. «Nos sentimos honrados de aprovechar la oportunidad de reunirnos hoy con nosotros para reafirmar que el compromiso de Estados Unidos con Taiwán es sólido, honesto y bipartidista, y que Estados Unidos apoya a sus amigos», dijo. «Esperamos con interés la continuidad de la relación entre Taiwán y Estados Unidos bajo la nueva administración y los esfuerzos conjuntos para preservar la paz y la estabilidad a través de la represión», añadió Hadley.

La visita, que el ministro chino de Asuntos Exteriores criticó enérgicamente, se produjo después de que el secretario de Estado, Antony Blinken, felicitara el sábado a Lai por su victoria y al pueblo taiwanés por «demostrar una vez más la fortaleza de su sólido sistema democrático y de su proceso electoral». Por su parte, el presidente estadounidense, Joe Biden, añadió fugazmente al ser preguntado sobre los resultados “No apoyamos la independencia…”. Así, Pekín considera que el contacto entre altos funcionarios estatales y representantes taiwaneses “viola fuertemente el principio de Una China” y las promesas de Washington de mantener un carácter único en las bromas culturales, comerciales y no oficiales en Taipei.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_